Seleccionar página

El seminario de perfeccionamiento online “Ciclo de Talleres: Nuevo Currículum para la Clase de Religión Católica 2020”, comenzó con la participación de cien profesores de dicha asignatura de distintas comunas en el territorio de la Arquidiócesis de la Santísima Concepción. La organización estuvo a cargo la Vicaría Episcopal para la Educación en conjunto con la Universidad Católica de la Santísima Concepción. Fue diseñado en colaboración por las universidades católicas de la Santísima Concepción, del Maule y de Temuco, con el objetivo de implementar la actualización curricular de los docentes que imparten la asignatura de religión.

La Delegada Episcopal para la Educación, Adriana Fernández Álvarez, manifestó a los presentes su alegría ante esta posibilidad de capacitación, con profesores que han sido parte de la elaboración del nuevo programa de religión. Asimismo, recordó las palabras de Monseñor Fernando Chomali en su Carta Pastoral “Educar en el siglo XXI”, donde reconoce la labor de los docentes: “El profesor trabaja para instruir, educar, formar y transformar a las personas. Éste es un tremendo desafío más aún para ustedes como profesores de religión, que tienen la misión de mostrar a Jesús a sus estudiantes”.

Por su parte, Javier Espinoza San Juan, magíster y académico de la UCSC, destacó la importancia de esta capacitación y señaló “hoy estamos en la fase dos de este perfeccionamiento, que implica una profundización en el ámbito disciplinar. En la fase tres diseñaremos los instrumentos curriculares para implementar la clase de religión en el marco del nuevo programa, mientras que en la fase 4 abordaremos los conceptos de diversidad e inclusión. La globalidad del perfeccionamiento busca que el profesor se apropie del nuevo programa EREC 2020 y de las bases curriculares, para que pueda comprender cómo ha cambiado hoy la educación religiosa y qué esperan los propios estudiantes respecto del trabajo que hacen los docentes en la clase de religión”.

También entregó su saludo el director del Instituto de Teología académico Pablo Uribe Ulloa, quien indicó “demostrar que son profesores altamente cualificados implica dos grandes desafíos: uno eclesial, haciendo que se vuelva a creer en la Iglesia, y luego uno cultural, preguntándonos cómo podemos transmitir el mensaje de Jesús en la cultura contemporánea”.

Terminados los saludos protocolares, inició la primera clase la magíster y académica de la Universidad Católica del Maule, Mónica Hernández del Campo, quien abordó la antropología cristiana en el nuevo programa de educación religiosa escolar católica. Este perfeccionamiento tiene como propósito brindar una actualización en el contexto de las bases curriculares y nuevo programa de estudio para la asignatura de religión católica, que promueva la comprensión y apropiación del profesor de religión a través de diversas estrategias teórico-prácticas.

Comunicaciones, Vicaría Episcopal para la Educación