Conmemoración del Día Mundial de la Educación Católica

La Arquidiócesis de Concepción junto con la Arquidiócesis de Santiago y las Diócesis de San Felipe y Rancagua, en colaboración con la Fundación Edelvives, han organizado para los profesores de religión un Congreso Interdiocesano. Este busca promocionar una profunda reflexión en torno al desarrollo y formación de la Inteligencia Espiritual, que posibilita una verdadera formación integral de los y las estudiantes que estudian en nuestras salas de clases. Esto implica formar personas que sepan formularse las preguntas fundamentales de la vida, buscando el sentido de la misma.

Actividades

Cada día se llevará a cabo una sesión en una zona eclesial, al mismo tiempo se transmitirá a través de YouTube para las demás localidades. Esto permite dar espacio a la participación presencial de los profesores en sus zonas y generar condiciones para la exposición de profesionales locales, tanto docentes como religiosos y/o académicos.

Invitada Internacional:

ISABEL GÓMEZ VILLALBA

Profesora de Religión en E. Secundaria

Coordinadora Innovación Pedagógica de la Delegación Episcopal de Enseñanza del Arzobispado de Zaragoza.

Experta en la temática de Inteligencia Espiritual y su desarrollo a través de la Didáctica Religiosa.

Fechas

9 a 12 de enero de 2023.

MAYOR INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓN AQUÍ

Este jueves 13 de mayo de 2021 se celebra el Día Mundial de la Educación Católica. Dicha instancia surge tras la propuesta del Papa Francisco, y como una iniciativa más para el desarrollo de un Pacto Educativo Global. La fecha se conmemora a partir de este año, en la antigua fiesta de la Ascensión del Señor.

La educación católica tiene una amplia presencia de todo el mundo. Esto, se traduce en 61,7 millones de escolares en etapas obligatorias, 35 millones corresponden a la educación primaria, más 6,5 millones en la enseñanza media y superior no obligatoria. No obstante, la misión de los Colegios de Iglesia no se mide en número, sino que por su fuerza evangelizadora, su vocación de servicio y su compromiso con el proyecto educativo.

El Pacto Educativo Global que propone el Santo Padre se basa en una nueva evangelización, sostenida en dos pilares esenciales: la relación con el entorno natural y la creación, y el compromiso para lograr una fraternidad universal.