INVITACIÓN AL DIÁLOGO

La Arquidiócesis de Concepción junto con la Arquidiócesis de Santiago y las Diócesis de San Felipe y Rancagua, en colaboración con la Fundación Edelvives, han organizado para los profesores de religión un Congreso Interdiocesano. Este busca promocionar una profunda reflexión en torno al desarrollo y formación de la Inteligencia Espiritual, que posibilita una verdadera formación integral de los y las estudiantes que estudian en nuestras salas de clases. Esto implica formar personas que sepan formularse las preguntas fundamentales de la vida, buscando el sentido de la misma.

Actividades

Cada día se llevará a cabo una sesión en una zona eclesial, al mismo tiempo se transmitirá a través de YouTube para las demás localidades. Esto permite dar espacio a la participación presencial de los profesores en sus zonas y generar condiciones para la exposición de profesionales locales, tanto docentes como religiosos y/o académicos.

Invitada Internacional:

ISABEL GÓMEZ VILLALBA

Profesora de Religión en E. Secundaria

Coordinadora Innovación Pedagógica de la Delegación Episcopal de Enseñanza del Arzobispado de Zaragoza.

Experta en la temática de Inteligencia Espiritual y su desarrollo a través de la Didáctica Religiosa.

Fechas

9 a 12 de enero de 2023.

MAYOR INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓN AQUÍ

Declaración del Arzobispado de Concepción, Chile

Sábado, 7 de mayo del 2022

Como Iglesia solicitamos a los católicos y personas de buena voluntad rezar por Chile y de modo especial por la región de Bío Bío.

Es una petición que hacemos frente a los actuales conflictos que no han podido ser adecuadamente resueltos y que impiden que miles de habitantes de la región vivan de manera serena.

Creemos firmemente en el diálogo como método para resolver estas situaciones complejas. Siempre es posible llegar a acuerdos cuando se tiene al centro del debate la dignidad de la persona humana, el bien común y el reconocimiento de los derechos y deberes de las partes.

Rezaremos con insistencia para que el Señor ilumine a quienes tienen responsabilidades gubernamentales, empresariales, sindicales, económicas y sociales para que surja en ellos el anhelo de entendimiento, de paz, y, sobre todo la capacidad de ponerse en el lugar del otro.

Hoy, más que nunca, en medio de la violencia que ha dejado en Chile y el mundo tantas personas fallecidas y heridas, requerimos de líderes capaces de dialogar, de hacer prevalecer la fuerza de la razón por sobre la razón de la fuerza. Más aún cuando siempre en todo conflicto no resuelto, son los más pobres los que sufren con mayor rigor las consecuencias.