Mes de la Convivencia Escolar: formación y desarrollo integral de la comunidad educativa

La Arquidiócesis de Concepción junto con la Arquidiócesis de Santiago y las Diócesis de San Felipe y Rancagua, en colaboración con la Fundación Edelvives, han organizado para los profesores de religión un Congreso Interdiocesano. Este busca promocionar una profunda reflexión en torno al desarrollo y formación de la Inteligencia Espiritual, que posibilita una verdadera formación integral de los y las estudiantes que estudian en nuestras salas de clases. Esto implica formar personas que sepan formularse las preguntas fundamentales de la vida, buscando el sentido de la misma.

Actividades

Cada día se llevará a cabo una sesión en una zona eclesial, al mismo tiempo se transmitirá a través de YouTube para las demás localidades. Esto permite dar espacio a la participación presencial de los profesores en sus zonas y generar condiciones para la exposición de profesionales locales, tanto docentes como religiosos y/o académicos.

Invitada Internacional:

ISABEL GÓMEZ VILLALBA

Profesora de Religión en E. Secundaria

Coordinadora Innovación Pedagógica de la Delegación Episcopal de Enseñanza del Arzobispado de Zaragoza.

Experta en la temática de Inteligencia Espiritual y su desarrollo a través de la Didáctica Religiosa.

Fechas

9 a 12 de enero de 2023.

MAYOR INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓN AQUÍ

La situación de pandemia ha afectado directamente los modos de convivencia cotidiana en los diferentes establecimientos educacionales. Lo anterior, implica priorizar las estrategias de aprendizaje y formación socioemocional impulsadas por la Política Nacional de Convivencia Escolar (PNCE).

En esa línea, abril se posiciona como el Mes de la Convivencia Escolar con el objetivo de ser considerado un periodo invaluable para realzar la importancia que tiene el aprendizaje de la convivencia en la formación y desarrollo integral de los estudiantes.

Asegurar una buena convivencia escolar implica establecer procesos de formación para todos los miembros de la comunidad. Esto, para transformar al colegio en espacios de cuidado mutuo y generar relaciones de confianza.

En ese contexto, José Mora Rebolledo, encargado de Convivencia Escolar del Colegio San Ignacio Concepción, se refirió a los desafíos que existen en tiempos de pandemia, así como también la importancia de su labor en medio de la era digital:

1. ¿Cuál es la principal tarea del Departamento de Convivencia Escolar en los diferentes establecimientos educacionales?

En nuestro colegio, el Departamento de Convivencia Escolar tiene por objetivo generar las condiciones necesarias para facilitar el desarrollo integral y armónico de todas las facultades constitutivas de las personas que forman parte de la comunidad escolar, en especial las de los estudiantes. Es importante mencionar que este desarrollo integral se ve en todas las acciones que conllevan los procesos de enseñanza-aprendizaje dentro y fuera de nuestras aulas virtuales.

2. ¿Cuáles son las modificaciones que ha experimentado el área de Convivencia Escolar en el periodo de pandemia?

Todo lo que nos ha acontecido durante este tiempo extraordinario no ha sido fácil. Son muchos los integrantes de la Comunidad Ignaciana; alumnos, familia y colaboradores, los que estamos afectados emocionalmente. Pero en esta situación, ser fieles a nuestro Proyecto Educativo implica una mirada solidaria y evangelizadora, lo que nos ha ayudado a enfrentar comunitariamente las dificultades que vivimos.

Estamos conscientes de que nuestros hogares se han convertido en verdaderas salas de clases, en las que hemos desplegado toda nuestra creatividad para generar un espacio de confianza para nuestros estudiantes. Por este y otros motivos, se han ido generando espacios virtuales para mantenernos en contacto y saber de cada una de nuestras familias, porque entendemos que el espíritu comunitario debe primar para superar esta crisis.

Igualmente, se han fortalecido los espacios de conversación o de acogida y oración con el curso y su profesor jefe a primera hora del día, con el objetivo de mantener aquello que siempre nos ha caracterizado, nuestra preocupación por nuestros estudiantes y sus familias.

3. ¿Cuáles son los desafíos que han debido sortear durante este tiempo?

El proceso de enseñanza-aprendizaje es una tarea conjunta entre colegio, alumnos y familia. Por este motivo, y a pesar de la situación extraordinaria que estamos viviendo, debemos mantener lo que más nos caracteriza como comunidad Ignaciana, el trato respetuoso entre todos. Ante esto, lo más complejo ha sido tener una comunicación fluida con nuestros estudiantes y familias, teniendo que doblegar los esfuerzos de nuestros docentes para poder ayudar de mejor forma a cada uno.

Otro desafío, ha sido trabajar en la contención de nuestros estudiantes en esta modalidad virtual, y en este sentido se ha realizado un gran trabajo por parte del Equipo de Formación, del cual soy partícipe, donde se han generado espacios para que nuestros alumnos y alumnas puedan expresar sus sentimientos y preocupaciones ante esta nueva realidad que nos afecta.

Durante este periodo, otro gran reto, ha sido la planificación y gestión del Plan Retorno, que como colegio lo hemos llamado: ‘Volvernos a Encontrar’. Este plan se creó en base a las normativas vigentes proporcionadas por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud, cuya principal motivación es que nuestros estudiantes, voluntariamente, se reencuentren con su colegio de la manera más segura posible. Sabemos que es un proceso que provoca mucho temor, pero se ha ideado pensando en la seguridad de toda la comunidad al momento de ‘Volvernos a encontrar’.

4. ¿Cuáles han sido las ventajas y desventajas que se viven desde la Convivencia Escolar en las clases virtuales?

Ventajas y desventajas encontramos en todos los procesos, tanto presenciales como virtuales, y en ambos escenarios hemos intentado buscar lo mejor de cada uno para llegar de una manera más efectiva a todos los participantes de nuestra comunidad educativa.   Siempre encontraremos ventajas en esta modalidad de educación a distancia, como por ejemplo, la rapidez para actuar ante cualquier situación que le ocurra a cada estudiante.

En relación a las desventajas, que se han convertido en nuestro foco durante este 2021, son en relación a los escasos momentos que existen para la interacción entre pares y así generar habilidades sociales, además de los problemas de conectividad que se han presentado.