Niños y niñas compartieron Liturgia y vivieron Fiesta de la Luz

La Arquidiócesis de Concepción junto con la Arquidiócesis de Santiago y las Diócesis de San Felipe y Rancagua, en colaboración con la Fundación Edelvives, han organizado para los profesores de religión un Congreso Interdiocesano. Este busca promocionar una profunda reflexión en torno al desarrollo y formación de la Inteligencia Espiritual, que posibilita una verdadera formación integral de los y las estudiantes que estudian en nuestras salas de clases. Esto implica formar personas que sepan formularse las preguntas fundamentales de la vida, buscando el sentido de la misma.

Actividades

Cada día se llevará a cabo una sesión en una zona eclesial, al mismo tiempo se transmitirá a través de YouTube para las demás localidades. Esto permite dar espacio a la participación presencial de los profesores en sus zonas y generar condiciones para la exposición de profesionales locales, tanto docentes como religiosos y/o académicos.

Invitada Internacional:

ISABEL GÓMEZ VILLALBA

Profesora de Religión en E. Secundaria

Coordinadora Innovación Pedagógica de la Delegación Episcopal de Enseñanza del Arzobispado de Zaragoza.

Experta en la temática de Inteligencia Espiritual y su desarrollo a través de la Didáctica Religiosa.

Fechas

9 a 12 de enero de 2023.

MAYOR INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓN AQUÍ

Reunidos a través de zoom, niños y niñas de la arquidiócesis fueron parte de una liturgia con la cual vivieron la Fiesta de la Luz, celebrando el día de Todos los Santos. La actividad inició con cantos y dinámicas a cargo de jóvenes de Jupach, mientras se saludaba y daba la bienvenida a quienes se conectaban al encuentro.

Luego, la liturgia fue presidida por el sacerdote Mauricio Aguayo Quezada, asesor pastoral de la Vicaría para la Educación, quien habló a los participantes desde el oratorio de la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria de San Pedro de la Paz.

En base a la lectura en que Jesús sana a un paralítico llevado por amigos ante su presencia, dijo a los niños “en este día queremos renovar nuestra experiencia de Jesús. Tal como lo hizo sanando al paralítico, nosotros vamos a pedir al Señor que nos transmita esta luz para que, aunque estemos en casa, podamos compartir a los demás que Cristo nos da la libertad para, por un lado, amar, servir, ayudar y, por otro lado, ayudar a otros a quienes Jesús devuelve la alegría y la paz. Pensemos cómo nosotros podemos llevar a otros a Jesús, como lo hicieron los santos, y también qué es lo que Jesús me pide que realice, qué acción buena debo hacer para estar en sintonía con Jesús y parecerme a los santos”.

La liturgia finalizó con un canto y las palabras de algunos niños, que entregaron sus buenos deseos mientras otros mostraban los carteles que elaboraron para la ocasión. La fiesta de la luz contó con la organización de la Vicaría Pastoral para la Educación y Vicaría Pastoral para el Servicio a la Niñez.

Comunicaciones, Vicaría Pastoral para la Educación