Orientadores de colegios de Iglesia abordan desafíos de este 2021 en primera instancia reflexiva

La Arquidiócesis de Concepción junto con la Arquidiócesis de Santiago y las Diócesis de San Felipe y Rancagua, en colaboración con la Fundación Edelvives, han organizado para los profesores de religión un Congreso Interdiocesano. Este busca promocionar una profunda reflexión en torno al desarrollo y formación de la Inteligencia Espiritual, que posibilita una verdadera formación integral de los y las estudiantes que estudian en nuestras salas de clases. Esto implica formar personas que sepan formularse las preguntas fundamentales de la vida, buscando el sentido de la misma.

Actividades

Cada día se llevará a cabo una sesión en una zona eclesial, al mismo tiempo se transmitirá a través de YouTube para las demás localidades. Esto permite dar espacio a la participación presencial de los profesores en sus zonas y generar condiciones para la exposición de profesionales locales, tanto docentes como religiosos y/o académicos.

Invitada Internacional:

ISABEL GÓMEZ VILLALBA

Profesora de Religión en E. Secundaria

Coordinadora Innovación Pedagógica de la Delegación Episcopal de Enseñanza del Arzobispado de Zaragoza.

Experta en la temática de Inteligencia Espiritual y su desarrollo a través de la Didáctica Religiosa.

Fechas

9 a 12 de enero de 2023.

MAYOR INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓN AQUÍ

Durante la mañana del martes 13 de abril de 2021 se llevó a cabo de la primera reunión con los orientadores de colegios de Iglesia. La instancia contó con la participación de Adriana Fernández, delegada Episcopal para la Educación y la Cultura, así como también con la presencia del Pbro. Mauricio Aguayo, asesor Pastoral de la Vicaría de Educación.

En ese marco, fue Fernández quien dio la bienvenida a los más de 30 asistentes, invitándolos a vivir un momento de reflexión y encuentro con Jesucristo. La oración inicial fue guiada por el padre Mauricio, quien tras finalizar la lectura del Evangelio planteó dos interrogantes que delimitaron el trabajo efectuado en la jornada. “¿Qué hechos (voces o signos) de Dios hemos reconocido en este año?, y ¿qué quiere Dios que hagamos en este año?”

Más tarde, los asistentes establecieron un diálogo entorno a dichas preguntas. Sobre la primera concluyeron que Dios siempre ha estado presente a través de pequeños signos. Asimismo, destacaron la importancia del trabajo en equipo, donde todos importan y cumplen con un rol preponderante. También, se refirieron a la necesidad de confiar plenamente en Dios, en su guía.

Respecto de la segunda interrogante, los orientadores de colegios de Iglesia señalaron que la idea es continuar siendo herramientas con una enorme capacidad para proteger y contener, pues tienen conocimiento de que ambas características son esenciales. Por otra parte, apuntaron a la relevancia que existe tras la comprensión de su fragilidad para así poder cuidar a otros.

Luego, Adriana Fernández, en el marco del cierre de la primera actividad de la jornada, comentó que “esta pandemia ha sido tan dolorosa para todos y ver cómo se transforma en una oportunidad de empatizar con el otro, de salir del individualismo es una tremenda riqueza y un tremendo aprendizaje para cada uno”.

Los orientadores de colegios de Iglesia fueron partícipes de una dinámica final, cuyo propósito radicó en conocer cómo la Vicaría de Educación puede ayudarlos en su labor, ya sea abordando tópicos de interés o brindando las herramientas necesarias.

Finalmente, los asistentes agradecieron la instancia de conversación, así como también el distinto material que se ha enviado a las diferentes comunidades educativas.